Salt

En la calle del Doctor Castany, en Salt (Girona), convivían el miedo y la esperanza; la crudeza de la crisis y la utopía, el banco malo y la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH).

Un bloque de pisos cedido al banco malo fue ocupado por la Obra Social de la PAH: 14 familias desahuciadas por la banca rescatada, que ha cedido al banco malo la gestión de los activos que lastran sus balances, se instalaron en la vivienda con el apoyo de la plataforma de activistas más exitosa de la historia reciente de los movimientos sociales en España.

Un techo para los sin techo… pero a la espera de un nuevo desahucio: la maquinaria para el desalojo se activó a gran velocidad. Y con fecha incluida: el 16 de octubre.

Y sin embargo, las familias siguen en el edificio: el desahucio quedó paralizado por orden del Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Las fotografías reflejan el día a día de la vida en este bloque ante la amenaza genérica de y la amenaza de desahucio inminente, la misma mañana del 16 de octubre. Luego las familias y los activistas conocieron la orden del Tribunal Europeo de Derechos que paralizaba el desalojo: la tensión tras siete meses de lucha, se transformó en alegría desbordada.

La crisis sigue, pero en la calle del Doctor Castany en Salt, hay ahora mucha más esperanza que miedo.